Juguetes eróticos, materiales y cuidado

materialesActualmente en cualquier Sex Shop puedes comprar vibradores y consoladoresanillosmasturbadores y plugs de tamaños, texturas, colores y lo más importante… de materiales diferentes.
Todas estas características te amplían un abanico de posibilidades a la hora de encontrar el que sea perfecto para tí. Hoy os vamos a hablar del tipo de cuidado que necesitan vuestros juguetes según el tipo de material del que están hechos para que siempre se mantengan en perfecto estado.

Silicona

La silicona es duradera, se calienta rápido gracias al contacto con el cuerpo, mantiene el calor y es un material no poroso, lo que hace que sea mu fácil de limpiar. Los juguetes de silicona se pueden limpiar con agua caliente y un jabón anti-bacteriano. Lo único que tienes que recordar es que es muy importante que lo seques bien antes de guardarlo. Los juguetes de silicona que sean sumergibles, puedes incluso meterlos en el lavavajillas o esterilizarlos poniéndolos a hervir en agua durante unos 3 minutos aproximadamente. En Cualquiera de estos dos casos has de asegurarte que tu juguete no contiene ninguna pieza de plástico ya que puede dañarse o deformarse debido a las altas temperaturas que se pueden alcanzar.

silicona_toy
Pero lo que más nos gusta de la silicona es sin duda, su textura aterciopelada combinada con una flexibilidad adecuada, no es ni muy rígida, ni completamente flexible. Para que tu vibrador de silicona se mantenga en buena forma no lo guardes en una bolsa de plástico por ejemplo, ya que la silicona puede volverse un tanto pegajosa. Existen unas fundas especiales que a parte de ser discretas, lo almacenarán como corresponde. Otro apunte importante sobre la silicona, es que algunos juguetes han reaccionado mal al ser combinados con lubricantes con base de silicona, así que es recomendable usar siempre lubricantes de base acuosa.

Jelly

El Jelly es lo que comúnmente llamamos Gelatina. Los juguetes de Jelly suelen ser de colores brillantes y son bastante flexibles y suaves.La gelatina es un material poroso por naturaleza, es por eso que siempre recomendamos el uso de este tipo de vibradores con un preservativo, aunque tú seas el único que lo use. Cuando compres un juguete de Jelly, sácalo de su envoltorio, lávalo y deja que le de el aire durante unas horas. Es muy importante que lo laves antes de usarlo por primera vez y después de cada uso, ya que su porosidad hace que sea más susceptible a las bacterias. Puedes utilizar un jabón neutro y agua caliente para lavarlo, pero con este material indicamos utilizar limpiadores especiales, ya que te asegurarás la higiene completa de tu juguete. Asegúrate de secarlo bien, ya que es fácil que se quede un poco de jabón pegado, y si lo haces con una toalla o un paño, mejor que no desprenda mucho tejido ya que se te quedarán algunos hilitos pegados, y no da buena impresión aunque parezca limpio.

jelly_toy

Es posible que si eres alérgico al látex, también reacciones frente al Jelly, si usas condones libres de látex como los Avanti de Durex, problema solucionado, sino, es mejor que elijas un juguete fabricado con otro material como la silicona, cristal o plástico. A pesar de que parezca que el Jelly es un material mucho más complicado de mantener que otros, también tiene sus ventajas… El precio! Suelen ser más económicos, y por tanto puedes comprarte más de uno para probar juguetes diferentes.

CyberSkin / SoftSkin

Sin duda, los juguetes realizados en este material son los más realísticos en cuanto a textura que hay en el mercado. Además, su suavidad y elasticidad nos recuerda al comportamiento de una piel de verdad. Se calienta rápido cuando entra en contacto con la temperatura del cuerpo y puede ser estirado y deformado que nunca perderá su forma original (aquí hablamos sobretodo de las vaginas realizadas en este material). Limpiar los juguetes correctamente te asegura preservar su textura durante bastante tiempo. Como este material también es ligeramente poroso, recomendamos el uso del condón si se quiere evitar cualquier tipo de problema. Importantísimo también que se seque correctamente antes de guardarlo, y mantenlo alejado de cualquier foco de calor importante (sol, luces fuertes o cerca de calefactores).

cyber_toy

Este material se vuelve algo pegajoso cuando se seca, así que para conservar su textura original puedes utilizar algunos trucos, como espolvorearle un poco de harina o maizena y cuando lo vayas a utilizar de nuevo… pásale un agua!. Ya que este material es bastante delicado, no recomendamos combinar su uso con otros juguetes de Jelly, o almacenarlos juntos, ya que estos últimos podrían dañarlos, así como usar un lubricante de base de silicona o aceites que puedan “quemar” tu juguete.

Cristal

Cuando pensamos en el cristal, nos viene a la cabeza su fragilidad, pero tenéis que saber, que los juguetes eróticos realizados en este material han sido testeados para aguantar bastante más de lo que lo haría esa figurita que adorna nuestro recibidor.

cristal_toy

Además de su belleza, los vibradores de cristal aseguran una durabilidad impresionante, además tiene la capacidad de poder ser calentados o enfriados para darle una nueva dimensión a tus juegos. Si lo quieres caliente, sumérgelo en agua caliente 20 minutos, si lo quieres frío, sumérgelo en un recipiente con cubitos durante 20 minutos o meterlo directamente en la nevera. No recomendamos meter un vibrador de cristal en el microondas, en agua hirviendo, en el horno o en el congelador ya que allí se alcanzan altas temperaturas y el cristal puede no aguantar.

Metal

Los juguetes de metal no son tan comunes como los que hemos visto anteriormente, pero sobretodo lo podemos encontrar en la fabricación de plugs y de anillos para el pene. Ya que el metal es un material no poroso, es uno de los más fáciles de limpiar y mantener con un poco de agua y jabón. Sólo tienes que asegurarte de secarlo bien.

metal_toy

Si tu juguete usa pilas…

Asegúrate que el compartimento donde están las pilas está herméticamente cerrado a la hora de lavarlo, ya que es muy probable que le entre agua y se estropee. Cada vez que termines de utilizar tu juguete, sácale las pilas. Así se conserva mejor tu juguete e incluso las propias pilas, y te durará más. Además así estarás seguro de haberlo apagado correctamente y no haberlo dejado en un modo lento que le restaría vida a tu juguete y a sus baterías. Si es sumergible, no tendrás ningún problema a la hora de limpiarlo, y no tendrás que preocuparte por el tema de las pilas.

Otras recomendaciones genéricas:

Si vas a compartir tu vibrador con tu pareja o vas a combinar un uso vaginal-anal, utiliza preservativos para evitar posibles infecciones causadas por bacterias que se encuentran en el recto. Por ejemplo, si un hombre utiliza el vibrador y no se ha limpiado correctamente, cuando la mujer se lo introduce en la vagina, las posibles bacterias le podrían causar una infección de orina.

Y si quieres ver más productos no te olvides de visitar nuestro Sex Shop!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s