Kamasutra – La posición de la tigresa

¿Necesitas añadir un toque picante a tu vida sexual?

Una semana más, desde nuestro Sexshop te proponemos una selección de las mejores posturas sexuales del Kamasutra. De las más clásicas hasta las más acrobáticas, iníciate en el descubrimiento de nuevas sensaciones y ¡di adiós a la monotonía!

La posición de la tigresa

El Kama Sutra conviene para todo tipo de situación. Y si la mujer tiene algún rencor contra su amante, le podrá excusar con la posición de la tigresa. Pero para hacerse perdonar, tendrá que esforzarse mucho.

La-posicion-de-la-tigresa

¿Cómo engatusar a una mujer en cólera? ¿Una tigresa muy celosa y hecha un mar de dudas? ¿Cómo transformarla en un gatito tranquilo y ronroneando? Una solución: la posición de la tigresa. El Kama Sutra ideal después de una pelea.

La riña acaba de terminar, todavía ella está enfadada. Le toca al hombre intentar todas las técnicas para convencerla de reconciliarse en la cama. Ahí, se sienta y coge a su pareja por la cintura. Ella abre las piernas y pone sus pies sobre los hombros de su amante. Con una mano, se sujeta a la cama, y rodea el cuello del hombre con su otro brazo.

La penetración empieza suavemente y si el hombre tiene brazos musculosos, podrá reforzarla como quiera. Dispuesta a recibir placer, la mujer deja su amante dirigir el vaivén en una postura más lasciva, permitiéndole contemplar su cuerpo y su sexo. Excitado por mirar la penetración, puede entonces acelerar el ritmo.

De repente, la mujer se transforma en tigresa. Se engancha a él y clava las garras en su espalda, muerde su cuello, los hombros, los brazos, dejándole penetrarla como un salvaje. Porque la posición de la tigresa despierta el animal en ella. Los instintos toman la palabra, su flexibilidad conviene para un encuentro sexual casi bestial. En la posición de la tigresa, puede también tocarse y dejar al hombre mirar este acto tan íntimo.

La tigresa es la posición ideal para recobrar la calma. Reunir amantes que lo cotidiano, las preocupaciones o demasiado trabajo han separado. En esta postura, con el sudor y los gemidos, la tigresa estará tan cansada que al fin, se habrá calmado. Es el esfuerzo llevado a cabo por el hombre que trae la recompensa: ver a su mujer sonreír de nuevo.

Faris Sanhaji

No olvides que puedes usar los lubricantes de nuestro Sex Shop para que te resulte más fácil practicar esta postura.

Y no te pierdas la postura de El Collar de Venus.

Un pensamiento en “Kamasutra – La posición de la tigresa

  1. Pingback: Kamasutra – La rana a nado | Sensual Planet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s