Kamasutra – El perrito del machista

¿Necesitas añadir un toque picante a tu vida sexual?

Una semana más, desde nuestro Sexshop te proponemos una selección de las mejores posturas sexuales del Kamasutra. De las más clásicas hasta las más acrobáticas, iníciate en el descubrimiento de nuevas sensaciones y ¡di adiós a la monotonía!

El perrito del machista

El-perrito-del-machista

Al machista del amor le encanta penetrar a su pareja por detrás, pero tampoco está listo para hacer cualquier esfuerzo. Se queda de pie, bien puesto sobre sus piernas y las manos sobre las caderas, esperando a que la mujer se coloque.

El machista nunca intentará adaptarse. A lo mejor aceptará acercarse pero ella tendrá que saber presentar su sexo a la altura apropiada. Cuando la mujer haya practicado la gimnasia adecuada, él pone su pene, que ya es bastante. La conexión se establece pero él apenas deja que sus caderas se balanceen altivamente, de adelante atrás. ¡Como mucho! Ella tiene la responsabilidad del éxito de la relación.

Para que su sexo sea directamente accesible, la mujer separará las piernas y se inclinará hacia adelante, apoyándose firmemente en el suelo con sus manos. Para muchas, eso requiere plegar ligeramente las rodillas, cuidando también que la vagina quede a la altura correcta porque a él le resulta demasiado agotador doblar las piernas para ajustarse.

Sin embargo, la calidad de las sensaciones obtenidas por una penetración realmente profunda recompensa con creces el esfuerzo de las que se atrevan a sacudirse el pudor para ofrecerse de esta manera. Un ligero masoquismo da un toque más picante a la situación, sobre todo si hay que sostenerse con una sola mano para poder acariciarse con la otra, porque el machista no se ocupa de esos detalles.

Algunas mujeres encuentran más agradable sólo plegarse hacia adelante poniendo las manos sobre sus rodillas. Así se balancean más sencillamente para provocar el vaivén en ellas. Tiene suerte de controlar el ritmo y no depender de los caprichos e ilusiones del hombre que, muchas veces, va demasiado rápido cuando se necesita lentitud para buscar la excitación en sí, y se detiene abruptamente cuando hay que precipitar el movimiento para ir con la subida del orgasmo.

Si sus piernas se cansan prematuramente, la mujer prefiere ponerse de cuatro patas sobre la cama, los pies y el trasero fuera. Más o menos de cuclillas, tiene mucha más facilidad si se sitúa a su alcance. En la postura del machista, a las expertas les encanta la sencillez del juego de sus caderas y la resistencia muscular al cansancio. Eso permite tomarse su tiempo y aprovechar la variedad de las sensaciones que nacen en lo más profundo de sí.

Dr. Yves Ferroul

No olvides que puedes usar los lubricantes de nuestro Sex Shop para que te resulte más fácil practicar esta postura.

Y no te pierdas la postura de El que se queda en casa.

Un pensamiento en “Kamasutra – El perrito del machista

  1. Pingback: Kamasutra – Las Ranas | Sensual Planet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s