Posiciones según el físico

No todo es siempre perfecto y, a veces, aunque estemos muy a gusto con nuestra pareja, puede resultar que a la hora de tener relaciones sexuales, estas no sean placenteras. Muchas veces esto se debe a que la física, aunque no lo parezca, juega un papel muy importante en el acto sexual. Por este motivo, hoy en el blog de nuestro sexshop online queremos hacer un especial de posturas sexuales dependiendo del tipo del físico de cada uno.

Posturas Sexuales

Y es que la física es algo fundamental para el sexo! La altura, la forma del cuerpo, del pene, etc son elementos a tener muy en cuenta a la hora de tener relaciones. Por poner un ejemplo: las mujeres con un trasero muy grande tendrán dificultades para practicar la postura del perrito, en cuanto que los hombres con un pene muy corto hay posiciones que no pueden llevar a cabo correctamente, pero también los hombres con penes muy largos pueden dañar la vagina de una mujer si no controlan la penetración.

Esto no implica que haya personas que no pueden disfrutar del sexo debido a su físico, si no que para poder hacerlo tendrán que adaptar su forma de tener relaciones sexuales para poder dar placer o recibirlo. Aquí podéis encontrar algunos consejos tanto para hombres como para mujeres para ayudaros a adaptar vuestra forma de relacionaros sexualmente a vuestras condiciones físicas.

MUJERES
Mujeres con el trasero grande.
Aquellas mujeres con el culo mayor que la media deben evitar las posiciones que las mantengan totalmente boca abajo ya que las proporciones físicas de las nalgas evitan que el pene llegue hasta el fondo y les produzca el placer que debería. En el caso de querer probar este tipo de posturas, para mejorar la penetración la mujer debe inclinar la parte delantera del cuerpo y acercarlo lo máximo posible a la cama, el suelo, etc. De esa forma se levanta más la vagina y el hombre tiene un mejor control sobre la penetración. Se daría la excepción en el caso de que la pareja tenga un pene muy largo, lo que compensaría una cosa con la otra y podrían utilizarse estas posturas normalmente. Si ese no es el caso, lo mejor es utilizar aquellas posturas que son de frente, es decir aquellas que colocan a la mujer de cara a su pareja.

Mujeres con algún kilillo de más.
Para este tipo de mujeres, lo mejor es evitar aquellas posturas en que la pareja tenga que elevarla del suelo.
Aprovecha aquellos elementos que habitualmente tenemos a mano… mesas, sillas etc. Mobiliario que ayude a elevar el peso de la mujer para que el hombre acceda mejor a la penetración.

Mujeres con cadera estrecha o muy delgadas
Aquellas mujeres que son muy delgadas o tienen la cadera estrecha pueden sufrir con algunas posiciones, sobre todo si la pareja tiene el pene demasiado largo o ancho. Estas mujeres deben evitar las posiciones que lleven a penetraciones profundas, sobre todo al inicio de la sesión, ya que la vagina debe ir acostumbrándose poco a poco al tamaño. Lo mejor es utilizar las posiciones tipo misionero o la del perrito tradicional. Otra opción es sentarse sobre la pareja o ponerse encima de manera que la mujer puede controlar la penetración y evitar molestias debido a su tamaño.

HOMBRES
En el caso de los hombres no solo importa el tamaño, si no que la forma también es importante a la hora de mantener relaciones sexuales. Debido a su forma el pene se puede clasificar según a qué evoca sus características. Estos son algunos consejos según la clasificación por la forma del pene:

Pene lápiz.
Es un pene más fino en la punta que en el resto. Tienen el mismo grosor desde el glande hasta su base. Este tipo de pene es perfecto para practicar el sexo anal, ya que el tener la una punta más fina la penetración es más gradual y, por lo tanto, más agradable.

Pene curvo.
Es el tipo de pene más habitual y común. Dependiendo de su curvatura puede llegar a estimular el Punto G. Las mejores posiciones para este tipo de pene son las del perrito, el misionero y la profunda.

Pene seta.
Su nombre se debe a que el glande es mucho más ancho que el resto del pene. Puede disfrutar con posiciones como la del misionero o el molde. El sexo anal no es tan recomendable, pero sí que es un tipo de pene que gusta mucho a la hora de practicar sexo oral.

Pene plátano.
El glande y la base tienen la misma anchura, aunque el tronco del pene es algo más grueso. Eso hace que sea un pene que de mucho placer durante la penetración. Puede practicar todo tipo de posturas sin problema.

Pene cono.
Como su nombre indica tiene forma de cono: ancho en su base y se estrecha progresivamente hasta el glande. Es perfecto para la penetración porque consigue una dilatación progresiva durante el cato sexual con posiciones como la profunda, la catapulta o el perrito.

Pene garra.
No es muy común pero los hay. Es un tipo de pene que tiene el glande curvo, en forma de garra o garfio. Son algo complicados para la penetración, pero con la práctica puede llegar a ser muy placentero.

Lo más importante de todo es conocerse a uno mismo y a tu pareja y ver qué tipo de posiciones con las que, según el físico de ambos, pueden ser las más placenteras y poder tener una vida sexual satisfactoria. Hay que explorar y probar para poder disfrutar del sexo de la mejor manera posible.

*GLOSARIO DE POSICIONES:

Posición del perrito: la mujer se tumba boca abajo o bien apoyada sobre las rodillas, al tiempo que el hombre la penetra por detrás.

Posición del misionero: En la versión clásica, la mujer se sitúa boca arriba con las piernas algo abiertas y el hombre se coloca encima de ella.
Es una de las posturas sexuales que más variantes tiene. La mujer puede mover las piernas para darle un toque más picante al clásico y permitir una penetración más profunda. Para los más atléticos la mujer se recuesta sobre la cama y posa uno de sus tobillos en el hombro de su pareja, doblando ligeramente la otra pierna. Él se vuelca sobre ella medio arrodillado.

Posición profunda: La mujer, recostada sobre la cama o superficie, eleva las piernas y espera a que su pareja la introduzca. Casi de inmediato coloca las piernas sobre los hombros del hombre. El varón puede apoyar los brazos sobre la cama para un mayor control en los movimientos. Una variante de esta posición es que él recargue suavemente un poco de su peso en la mujer, así tendrá una penetración absoluta.

Posición el molde: La mujer se tumba de lado apoyada sobre uno de sus hombros y mantiene las piernas juntas y dobladas, a medio camino de la posición fetal. El hombre se coloca detrás, también acostado de lado -como cucharita-, para penetrarla lentamente.

Posición la catapulta: la mujer debe tumbarse completamente para luego elevar las piernas hacia el hombre y apoyarlas sobre su pecho llegando los pies aproximadamente hasta su cuello o puede flexionar las piernas apoyando las plantas de los pies sobre su pecho. Él se coloca de rodillas frente a ella dejando que la mujer apoye los glúteos sobre sus muslos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s